Documento sin título
 
 
Es | Eu | En | Fr | twitter  
   
cabecera

 

Noticias
LOS HECHOS DE COLONIA DAN ALAS A LA XENOFOBIA
Foto de tiempodehoy.com

Fecha: Enero 19, 2016 | Fuente: tiempodehoy.com

LOS HECHOS DE COLONIA DAN ALAS A LA XENOFOBIA

Las agresiones sexuales de la noche de fin de a├▒o fortalecen los movimientos islam├│fobos de toda Europa.

Al principio, los sucesos de Colonia fueron considerados altercados coyunturales; ahora, amenazan con romper los esquemas básicos sobre la política de acogida a los refugiados en Alemania y en Europa. Las noches de fin de año suelen celebrarse con excesos, pero este año lo acontecido en Colonia y en Hamburgo, la agresión sexual a docenas de mujeres, supera lo tolerable. Miles de personas salieron a la calle en Colonia para celebrar la llegada del año nuevo, se arremolinaron en la plaza que une la catedral con la estación para disfrutar de esas horas mágicas, símbolo del tiempo que pasa. La plaza era una fiesta colorista y ruidosa de bengalas y música. En medio de ese remolino festivo, unos mil individuos identificados por sus víctimas como árabes norteafricanos se dedicaron a cometer todo tipo de agresiones sexuales contra mujeres, aparte de robos y amenazas.

A lo largo de los diez primeros días de enero se realizaron 516 denuncias, de las cuales 200 por agresión sexual y dos por violación. Los hechos se fueron conociendo en sus dimensiones más graves a partir del día siguiente porque aquella noche la Policía practicó la ocultación y apenas intervino para impedir los graves acontecimientos. La actuación policial fue descalificada por todos, desde los poderes municipales a los federales. El jefe de la Policía, Wolfgang Abers, fue obligado a una jubilación forzosa. A medida que se fueron conociendo las denuncias, los ánimos se calentaron contra los agresores de manera generalizada, de manera especial entre los que tienen como levadura primaria la islamofobia y la xenofobia como el movimiento Pegida (acrónimo alemán de Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente) o el partido de ultraderecha Alternativa para Alemania. La ola de la indignación subió de tono hasta convertirse en un problema político de primer orden, tanto que amenaza la estabilidad del Gobierno de Angela Merkel. Le echan la culpa de los acontecimientos a las políticas migratorias de la canciller, que ante las primeras oleadas de emigrantes se declaró dispuesta a acogerlos en Alemania y presionar para que los acogiera también la Unión Europea. Los de Pegida, acompañados por otras muchas voces gritan: “Merkel tiene que irse”.

Onda expansiva. La indignación populista ha entrado en una onda expansiva que responsabiliza de las agresiones al conjunto de refugiados y emigrantes árabes e islámicos. Solo el año pasado Alemania acogió a 1,1 millones de refugiados. La presión creciente ha obligado a Merkel a salir a escena para proclamar: “Lo ocurrido en Nochevieja son repugnantes actos criminales que exigen respuestas decididas”. Su partido, secundado por los socialdemócratas, ha presentado un documento para retirar la condición de refugiado a todos aquellos que sean condenados en firme.

 

 

 


Logo Gobierno Vasco Logo EDEX  



Icono

¿QUÉ ES?
¿QUIÉNES SOMOS?

PROFESORADO

ALUMNADO
FAMILIA
ACTUALIDAD

 
eBook